Historia

El año de 1974 se dio principio, por parte de la Escuela de Economía, Contaduría y Administración, a un programa de formación de profesores que entre otros aspectos comprendía la proyección de los recursos humanos que a futuro pudieran integrarse en el desarrollo de estudios de posgrado, considerados en la actualidad como una respuesta necesaria a los requerimientos de desenvolvimiento económico y social de nuestro país.

Posteriormente, en el año de 1976, y como uno de los primeros resultados de dicho programa, se inició el diseño de lo que sería el anteproyecto de creación de una división de estudios de posgrado en el que se contemplaban cursos de maestría en Administración General y en Administración Publica. Para tal efecto se contó con la asesoría de destacados funcionarios de la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Nacional Autónoma de México y de la División de Administración y Ciencias Sociales del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

A partir de entonces, con la intervención de un equipo de trabajo nombrado para tal efecto, se sometió el citado anteproyecto a una revisión permanente que llevara a la integración de un proyecto suficientemente fundamentado, que una vez superadas algunas restricciones reglamentarias institucionales, se presentó para su análisis a la junta directiva de nuestra Universidad, quien finalmente otorgó su aprobación al mismo en sesión celebrada el 19 de febrero del año de 1979.

Como uno de los principales resultados de la evolución que se dio al anteproyecto original, nuestra división de estudios de posgrado cuenta desde su inicio, además de los programas de maestría, con cursos de especialización en diversas áreas de las disciplinas administrativo-contables.

Para el año 2014 la División ofrece los estudios de Maestrías en Administración Pública, Administración de Negocios, Mercadotecnia, Estrategias Contables y el Doctorado Interinstitucional en Gestión económico-administrativa , así como la Especialidad en Administración de Hospitales y diversos cursos y diplomados para la formación de profesionistas actualizados y capaces de cubrir las exigencias del medio laboral actual.

Reseña histórica

Mensaje del M.A. Juan Francisco Salazar Benítez, autor del proyecto con el que se creó la División de Estudios de Posgrado de la FECA de la UJED y primer Jefe de la propia División, en la ceremonia conmemorativa del cuarenta aniversario de su fundación.

Me fue propuesto que hiciera una reseña histórica para el motivo que hoy nos reúne, en éste sencillo pero muy significativo acto,... y es para mí una grata deferencia que con mucho gusto atiendo

El 19 de febrero de 1979 es una fecha históricamente relevante para nuestra institución, en virtud del acuerdo tomado ese día por la Honorable Junta Directiva Universitaria, de crear la División de Estudios de Posgrado de la hasta entonces Escuela de Contaduría y Administración de la Universidad Juárez del Estado de Durango.

¿Cómo se llegó a ese momento?..., les compartiré algunos datos históricos y experiencias que nos tocó vivir, en ese devenir.

Fue un proceso largo en el que se presentaron varias situaciones, algunas de ellas complejas,... mencionaré en primer término, como antecedente necesario, que siendo Director el maestro Rubén Vargas Quiñones, planteó e implementó un programa de formación de profesores, que en sus objetivos comprendió la profesionalización de la docencia, es decir, la preparación de los docentes para un mejor desempeño de su función académica, además de la actualización y enriquecimiento de sus conocimientos en otras áreas de su ejercicip profesional.

Como parte del programa mencionado, se propició el aoto a docentes que tuvieran el interés y aspiración de cursar estudios posteriores a la Licenciatura, en Instituciones reconocidas a nivel nacional, como el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y la Universidad Nacional Autónoma de México, que en su Facultad de Contaduría y Administración, implementó un programa de Maestría en administración con formación en docencia.

En esas circunstancias, tuve la oportunidad, y permítanme de momento referirme a mi participación en el proceso que estoy reseñando,... decía que tuve la oportunidad de estudiar maestría y al regresar, el año 1976, en pláticas con el Maestro Rubén Vargas se planteó el propósito de implementar, en la ECA estudios de Maestría, de ahí se iniciaron los trabajos de elaboración del proyecto correspondiente.

Nos dimos a la tarea y para ese efecto buscamos apoyo en asesoría e información de parte de varias instituciones, entre ellas las anteriormente mencionadas, UNAM e ITESM, así como Universidad Autónoma de Chihuahua, la Universidad Autónoma del Estado de México y algunas otras,... para ello contemplamos lo relativo a los programas que en esas Instituciones se ofertaban, tales como planes de estudio, reglamentos, requisitos de ingreso y egreso, objetivos generales y específicos en lo educativo, considerandos de necesidades sociales a cubrir, estructuras y requerimientos en lo sustantivo y adjetivo... en fin todo lo que nos pudiera orientar para la formulación de nuestro proyecto... cabe mencionar que nuestra Universidad en ese tiempo no contaba con instancias abocadas al diseño e implementación de programas educativos, como las que de unos años a la fecha existen.

Al inicio de ésta plática mencioné que hubo situaciones complejas,... pues bien, aquí un ejemplo de ellas. Sucedió que cuando consideramos que el proyecto estaba razonablemente sustentado se presentó ante el Consejo Técnico Consultivo de la Escuela,... ahí se plantearon algunos considerandos que lo pudieran enriquecer para pasarlo a una instancia superior,... fue así que a mediados del año 1977 se llevó a la H. Junta Directiva, en la que quizá por ser un planteamiento sin antecedentes, dado que en la Universidad no existían estos estudios, encontramos mas cuestionamientos que aceptación, y se nos indicó que al no haber reglamentación para el efecto, no se podía proceder a su desarrollo y el proyecto quedó temporalmente en estado latente.

Con la decisión de seguir adelante nos abocamos a la formulación del proyecto del que denominamos Reglamento de estudios de Posgrado, mismo que fue presentado a la H. Junta Directiva, que después de un algún tiempo y discusiones finalmente resolvió aprobarlo como reglamento de estudios superiores, siendo ya el año 1978.

Superada la carencia de la reglamentación correspondiente, se enriqueció y presentó de nuevo el proyecto de oferta de posgrado ante dicha instancia, logrando su aprobación, como ya se mencionó, el 19 de febrero de 1979, en sesión presidida por el entonces Rector, Licenciado José Hugo Martínez.

Unas semanas después de esa fecha, se instaló un equipo integrado por el maestro Melchor Velázquez Reyes, que en ese entonces estaba a cargo de un Centro de Investigación en ciencias Económico Administrativas en la Escuela, habiendo regresado de cursar estudios post licenciatura, y que asumió la coordinación de especialidades, por el maestro Víctor Lerma Moreno que había cursado el programa de Maestría ofertado por la Facultad de Contaduría y Administración de la UNAM y que asumió la coordinación académica de las maestrías, por el maestro Juan Antonio Frías que tenía estudios centrados en Mercadotecnia, quien asumió la coordinación administrativa, y por mi persona, a quien se le confió la Jefatura de la naciente División de Estudios de Posgrado.

Con mucho entusiasmo y una buena dinámica de equipo, compartimos la tarea de implementar el proyecto, lo cual implicó tanto tareas de elaboración del marco operativo normativo específico, como lo relativo a promoción y socialización de la oferta educativa que se iniciaba, así como las gestiones para la infraestructura y recursos financieros y materiales necesarios.

Se iniciaron las actividades docentes el mes de septiembre de ese año, 1979, con los programas de Maestría en Administración con orientación general, Maestría en Administración Pública, y dos Especialidades, una en Impuestos y otra en Administración de Hospitales.

Muchos acontecimientos más pueden comentarse: cómo iniciamos los cursos propedéuticos, en un espacio del conjunto de cubículos que albergaba a jefaturas de carrera y coordinaciones de área de las licenciaturas; cómo fuimos creciendo y extendiéndonos a consecuencia de la muy buena aceotación que hubo del los programas, tanto de maestría como de las especialidades; que tuvimos notoria participación de ingenieros como alumnos, siendo varios de ellos profesores del Instituto Tecnológico de Durango; que en el año 1982 egresó la primera generación de Maestría; que el crecimiento nos llevó a rentar una casa para instalar ahí la División improvisando sus espacios como aulas; que a la División se incorporó el Centro de Capacitación Permanente que ya existía como parte de la aún ECA; que las gestiones del maestro Rubén Vargas lograron la construcción de un nuevo edificio en el campus institucional y ahí se instaló la División, espacio en el que permaneció varios años hasta que se concluyó el edificio en el que se encuentra actualmente; y en fin, muchas más experiencias y vivencias compartidas.

Han tenido la fortuna, y la correspondiente responsabilidad de continuar desarrollando, fortaleciendo y proyectando a nuestra División de Posgrado en el contexto social y educativo, tanto en nuestra entidad como fuera de ella, varios compañeros académicos que se han desempeñado en la Jefatura de la propia División: Víctor Lerma Moreno, Melchor Velázquez Reyes, Hortensia Hernández Vela, José Luis Veloz García y actualmente Arturo Reveles Pérez. Se han creado nuevos programas educativos, maestrías, especialidades, doctorado con oferta de participación interinstitucional y propia,... a todos ellos les ha tocado mantener la presencia de impacto de los posgrados que ofrece la Facultad.

Hoy la División cuenta con una infraestructura que al inicio ni imaginábamos, y lo que da más incidencia... han egresado muchas generaciones y se han formado a nivel de posgrado cientos de profesionistas que en su desempeño llevan el sello de nuestra Institución.

Han pasado ya cuarenta años de que fue creada oficialmente la División de Estudios de Posgrado, lo que nos convirtió institucionalmente en la Facultad de Contaduría y Administración de la Universidad Juárez del Estado de Durango,... más profesores compañeros nuestros cursaron sus estudios de Maestría en diversas Instituciones, como es el caso del Maestró Rubén Solís Ríos quien recientemente y con altas espectativas acaba de asumir la responsabilidad de dirigir la Universidad.

Una Universidad que ha venido creciendo en su población estudiantil, en su planta académica y administrativa, en su estructura, en sus programas educativos, muchos de ellos a nivel de posgrado,... que han pasado por situaciones difíciles y etapas muy complicadas pero que siempre ha tenido un sitial relevante en nuestro Estado, y que sigue siendo un importante referente en el contexto educativo, social, cultural y científico de nuestra Entidad.

Inicié mi intervención mencionando el 19 de febrero de 1979 como una fecha históricamente relevante para nuestra Institución, y al hacerlo no me refería solo a ésta Facultad, sino a toda la Universidad, pues la decisión de la Honorable Junta Directiva Universitaria, implicó la primera incursión institucional en la oferta de estudios de posgrado, es decir, que este cuarenta aniversario es tanto en lo relativo a la Facultad, como a nivel de nuestra Universidad en su conjunto... y en ese tenor,... Sr. Rector, felicidades en su calidad de representante institucional,... igualmente felicidades, Sr. Director y Sr. Jefe de la División, y, pues, en general,... puedo decir que éste acontecimiento es motivo de felicitación compartida para todos quienes hemos formado parte de esta comunidad Universitaria y estamos celebrando un aniversario más de su existencia.

¡Muchas Gracias!